martes, 31 de marzo de 2009

Duro! Duro!


Nunca le había prestado atención; siempre paso distraída y media dormida por ahí. Pero hoy mi vista se clavó en esa vaca embalsamada con los ojos petrificados, eternamente abiertos y sin vida. Qué espanto! Supuestamente en ese restaurante se come “la mejor carne argentina”, pero no sé en qué habrán estado pensando los estudiosos del marketing cuando decidieron que la manera de atraer a la clientela sería esa.
Verla ahí, paradita arriba de un carro con ruedas, para poder trasladarla de aquí para allá, me pareció desolador y cruel. Me hizo recordar mis años de estudiante, cuando en el desabastecido laboratorio del colegio, nos mostraban algún que otro animalito embalsamado y a mi me representaba algo tan de mal gusto.
Si el Dr. Pedro Ara (quien embalsamó el cuerpo de Evita) leyera esto, seguramente discreparía. Pero no me interesa. Lo que le hicieron a la difunta Eva también fue un horror. Innecesario y morboso.
De haber podido elegir, seguro que no optaba por esa opción. Convertirse en una carcasa vacía de exhibición, donde antes hubo sangre corriendo por las venas, latidos, urgencias y vida. Ni en sus peores pesadillas debe haber imaginado ese fin. Y la impotencia de no poder hacer nada consigo misma. Con ese cuerpo que ya no le pertenecía, que tan de otros lo habían convertido.
Triste fin el de Evita, Shakesperiano, cinematográfico. Pero más real que el hambre en África.
No quiero sonar exagerada, pero me parece una violación post mortem que embalsamen los cuerpos. Humanos o de animales.
Muchos dirán que esto es milenario, que dónde está la novedad. Pero no por eso va a dejar de parecerme una práctica detestable.
No me gusta el ciervito colgando de la pared, donde los cuernos que antes cumplieron la altruista función de defensa, hoy sólo sirvan de perchero.
No al embalsamamiento! No a las alfombras de cueros de animales! No a los tapados de piel no sintética! No al marfil de los pobres elefantes!.
Seamos todos vegetarianos! Digámosle si a la milanesa de soja, al brote de soja, a la leche de soja (soy pequeña productora muchachos, ayúdenme a seguir juntándola en pala!).
En fin, creo que me desvié del camino…de qué hablaba? Ah, si, ya me acordé. Pobre vaquita, terminar así, usada de carnada para estómagos ávidos de un pedazo de carne!!!!!

Fer

5 comentarios:

  1. En esta no la voy a compañar Nanda: nunca, nunca nunca seré vegetariano. ¿Por qué negarme a un exquisito asado? En el top two de mejores comidas están el asado (con toda la variedad posible: achuras, vacío, todo, todo) y después las milanesas: solas con limón, con queso, a la napolitana. ¿Qué mejor que comerse 8 mila nesas? Nada...
    En cuanto a al embalsamiento de Evita: miremos el lado romántico: ni la muerte pudo eliminar esa belleza y a ese ejemplo de mujer

    ResponderEliminar
  2. Mientras la vaquita embalsamada sobre un gigantesco skate sigue ahí, propongo debatir el tema del vegetarianismo. Y no porque sea un carnívoro sediento de un churrasco sangrante (lo soy) o un pedazo de tira con la grasita crujiente. ¿Matar animales no y matar plantas sí?
    Un amigo justifica su viraje alimenticio hacia las hojas verdes con una máxima: "No como animales muertos". No carne, no jamón, no pescado... Bueno sería que comiese animales vivos... me imagino al pobre persiguiendo a un chancho para asestarle un mordiscón. No, yo prefiero las costillitas de cerdo en el plato.
    Una tercera posición sería comer solamente animales que se mueran de viejos. No más ternera, no más novillo, solamente vacas y toros viejos, duros y secos.
    No, no hay caso, no le encuentro la vuelta. ¿Ensalada de rúcula y tomatitos cherry? Eso es para la gilada de Palermo Hollywood.
    Mozo, marche una vuelta más de chinchulines...

    ResponderEliminar
  3. Aguante Aro Geraldes. Insisto: ¿puede haber algo más rico que milanesas? de solo pensarlo se me hace agua la BOCA!!!!!!! Ya sea frías, calientes o como vengan!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Guillermito Chiquito anOniMous6 de abril de 2009, 02:56

    para ser vegetariano se necesita tiempo y dinero... rucula, aceto, parmesano, etc etc... por una ensaladita de lechuga, o como le dicen en palermo Choto "mezclum de verdes" te cobran 20p!!!! como quieren que me haga vegetariano!!!
    Y no me vengan con eso de acompa;ar el asado con ensaladas... cuando hablamos de guarnicion hablamos de Papafritas carajo, y si no hay papafritas acompa;amos la carne con guarnicion de carne, mierda!
    bueno me voy a calmar y voy a dar vuelta el bife de chorizo antes de que se me pase...(en realidad es un paty marca Supermercado Dia, pero es carne carajo!! o parece carne carajo!!)
    Viva Alfonsin!!!!! Vivan las pascuas!!!! y a comer carne en semana santa!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Las ganas de comer carne jugosa (jugo=sangre) parecen más grandes que las ganas de pensar. Yo comí animales durante 22 años y un día preferí pensar. Entonces no lo hice más. Eso no me hace mejor o peor persona, sólo digo que se puede.
    Dejar de comer animales, sépanlo, es mucho menos terrible que un desamor.

    ResponderEliminar