martes, 7 de abril de 2009

Es al ladoooooooooooooooo!!!!!!!!!!!!


Hola? Si, ATFA? No, es al lado, oficina 13, pero igual te abro. Gracias!, de nada.
Hola? ATFA? No, es al lado, oficina 13. Gracias!
Hola? ATFA? Es al lado.
Hola? ATFA? Directamente les corto el portero.
Esto sucederá unas…tres, cuatro veces por día, todos los días. Tenemos la desgracia de estar pegados a la oficina de la Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino y de que la gente esté cada día un poco más idiota.
Ustedes dirán, estará mal señalizado? NO. Hay un cartel que dice bien clarito: ATFA OFICINA 13. Pero no hay caso, che. La gente no lee, no presta atención, no le importa. Ellos llegan sin más, tocan el timbre y pretenden que uno les abra. Una, dos, hasta tres veces te diría que lo dejo pasar, pero superado ese límite de tolerancia, les aseguro que dan ganas de bajar con una lupa bien grande, agarrarlos de los pelos y preguntarles: QUÉ NÚMERO ES ESE???? 13? BUENO, YO ESTOY EN LA OFICINA 12, ENTONCES…POR QUÉ TOCAS EL TIMBRE 12 SI TENES QUE TOCAR EL 13??????.
Me violenté, si, lo reconozco, pero no es para menos. Un segundo que me recupero…. Es como el que llama equivocado, uno le dice con qué número quiere hablar?, no, se equivocó, no es acá. Y la persona del otro lado, insiste e insiste. Llega un momento que la amabilidad del principio, se transforma en molestia, después en fastidio y finalmente en ira.
O los que tocan el timbre a cualquier hora de cualquier día sin importarles nada de nada, cuando ya tantas veces le dijimos que muchas gracias, pero que no nos interesaba.
O como los vendedores ambulantes que nos dejan lo que sea que vendan sobre las piernas, sin percibir siquiera nuestro no gracias.
No es todo eso una gran falta de respeto hacia el otro? No me caben dudas que sí lo es, pero en lugar de enojarme estoy tratando de ponerme en conexión con la naturaleza y su entorno, respirar profundo, tomar aire por nariz, exhalar por boca. Visualizo colores, azules, amarillos, naranjas… giro el cuello para un lado y para el otro. Aflojo hombros.
Ahora si, cuánto mejor me siento.
Hola? ATFA? No, no es acá, pero tocá el timbre número 13 y te van a abrir. No, de nada. Falataba más.
Con qué número quiere hablar? No, señor, equivocado. No es nada.
Hola, si? No, te agradezco, no me interesa. Bueno, te recibo el papelito para leerlo. Que Dios la bendiga. Igualmente.
Esteee, no, no quiero una caja de curitas. No, tampoco hebillas invisibles, ni lapiceras de colores. A ver, esperá; dejame este paquete de pañuelitos descartables que me vienen bárbaro.

Fer (comprensiva)

5 comentarios:

  1. Me animaría a decirte que tengo una respuesta, aunque no una solución, para las reiteradas llamadas al timbre equivocado. ¿Quiénes son los que molestan? Técnicos de fútbol, tipos apegados a tácticas pero también a cábalas, el 101% de ellas muy estúpidas.
    Llega el señor entrenador a la vereda de la calle Viamonte y busca la dirección de la ATFA. Y ve el cartelito, no te enfurezcas ni bajes con una lupa: lo ve. Pero, claro, el timbre que tiene que tocar choca contra su espíritu cabulero: ¿13? Ni en pedo. Y meten su torpe dedo en el 12.
    Así que a no desesperar ni a ponerse a llorar. De última, te secás con los pañuelitos comprados en el tren...

    ResponderEliminar
  2. Acá, en el trabajo tenemos un problema parecido. Una de las líneas (lamentablemente la que está al lado mío) es 4319-1999, que sólo por un número se diferencia a la de Hoyts Cinema que es 4319-2999. Es terrible lo pesada que es la gente, los sábados y feriados son insportables: no dejan de llamar para preguntar cuáles son los horarios de las películas. Uno trata de ser amable, pero llega un momento que te cansa ser comprensivo. Te cansa que la gente que está al pedo se equivoque tan seguido entre el 1 y 2. ¿POR QUE NO PRESTAN ATENCION?
    Un compañero mío estuvo muy bien: le dijo que la única película en cartelera era Pelota de trapo, un estreno.... de la década del 70

    ResponderEliminar
  3. jajaja! Gabriel me hizo reír por la ocurrencia del compañero. Señores, hágase la queja! Aprovecho ahora para descargar yo también! En mi trabajo no pasa, pero sí pasa en mi casa, años atrás era: ¿Hola? ¿Clínica San Camilo? -No, equivocado.
    Si no estaba dejaban mensaje en el contestador (sísí, el contestador que nada tenía que ver con una clínica)-Sí, buenas tardes, soy Eulogia Funes, quería sacar un turno para el Dr. Chapatín... ¿? O: "-quería saber sobre el paciente"... Un amigo me decía que les conteste: "se murió señora"...-Pero no es pa' meterse con la vida de la pobre gente...
    Ahora es, y a cualquier hora: -¿¿Aerolíneas??
    No, no. Equivocado. Insistencia: Hola, sí Aerolíneas?. No, no, debe haber un error, fíjese este es el 12345678...
    Otra vez: Sí, Aerolíneas?... Nnnnnno, equivocado!
    Ultima llamada, pregunto: ¿Hola?. Y cortan... En fin.

    ResponderEliminar
  4. Guillermito ANOniMoUS Clementeando8 de abril de 2009, 22:41

    nanda y seguidores, quiero decirles q en esta oportunidad estoy en la vereda de enfrente. Soy de esos que se equivocan y seguido al marcar numeretes telefonicos, gracias que recuerdo el de mi casa. Lo lindo de este flagelo, es que siempre me despido con un "perdon, pero te podes ir a la reputisima madre que te pario" y si la victima se defiende con palabras elevadisimas de tono, vuelvo a marcar y lo remato con una puteada atomica.

    ResponderEliminar
  5. No es que quiera oponerme porque sí a tus ideas, pero aquí sería interesante separar a tontos que molestan de, por ejemplo, vendedores ambulantes o Testigos de Jehová.

    El tonto no cambia simplemente porque es tonto. Los demás no cambian porque no pueden.

    El vendedor ambulante no llama para molestar: llama porque es su modo de supervivencia. Seguramente preferiría estar en una oficina.

    El Testigo de Jehová no llama por molestar: llama porque es su modo de supervivencia. Seguramente preferiría ser feliz.

    ResponderEliminar