lunes, 9 de marzo de 2009

Cortate la cabeza!


Te puedo hacer una pregunta??? No, yo no trabajo acá, eh? No, ya se, te quiero hacer una pregunta de otro tipo…la miro asombrada, esperando resignada saber qué información podría tener yo que a ella le resultara útil. Y ahí me enteré de que me estaba siguiendo hace unas cuadras y no sabía cómo preguntarme quién me había hecho este corte de pelo!!!!! Es divino, divino! Me encanta! Yo le dije a mi peluquero que me lo haga, pero él no me entiende…me dice que no sabe lo que quiero. Vos cómo le decís a tu peluquero que te corte? Yo la miraba atónita porque no me daba lugar a contestar nada de lo que me estaba preguntando- Esteeee…no sé….le digo que lo quiero corto, redondeado en la nuca…y él hace esto que ves. Vos podrías darme la dirección, el teléfono o el nombre? Porque mirá que yo voy a una peluquería buena, de acá, del centro y me cobra caro, pero no me hace lo que le pido. Sisi, tomá nota. Te paso todo con tal de que me liberes de este interrogatorio. Ay! Muchas gracias! Cómo es tu nombre para que le diga a tu peluquero quién me recomendó?? No, dejá, no te molestes, no creo que se acuerde de mi.
Igual, mirá que mi peluquero no hace milagros eh? O sea, mejorcita vas a quedar, eso seguro, pero no pretendas grandes cambios. Porque no es tu peluquero el problema, el problema sos vos. Es lógico que no te entienda. Sin con el acelere que tenés, es imposible predisponerse a escucharte.
Además, querida, no creo que te quede tan bien como a mí, si esa era tu intención.

Fer (reloaded)

6 comentarios:

  1. Glamouuur, belleeeza, estiiilo... ¡Qué noche, Teté! Situación disparatada que jamás me sucederá, dada la escasa trayectoria de los "profesionales" del cabello que me asisten: nada de "cuafers"... ¡Peluqueros! Y de barrio. Ningún café para esperar, revistas El Gráfico de cuando Huracán salió campeón, ¿lavado de cabeza? No, no hace falta, un poco de agua con el bombero loco y que cruja la tijera. Solamente me falta ir a Pilo (sólo para entendidos).
    En fin, a juzgar por la imagen que acompaña a esta crónica, la chica que te preguntó debe haber sido Stephanie, de Lazy Town. ¿Andás por las calles de la vida con ese look pink hair?
    ¡Vamos Nanda!

    ResponderEliminar
  2. ¿Por qué la gente quiere ser
    como los demás? ¿Por qué elige el corte de pelo que le queda bien a tal o cual? ¿Por qué quiere la remera o el pantalón que le ve a los demás? ¿Por qué no quieren ser como son y punto?

    ResponderEliminar
  3. Guillermo anonimo9 de marzo de 2009, 22:33

    SOY EL 2000!!!!!!! me gane algo??? Por lo menos esa peluca!!!!!! vamoooo, fui el 1000 y el 2000, ( en realidad el 1005 ) y todavia estoy esperando algun llavero con la cara de nanda.

    ResponderEliminar
  4. Guillermo anoNimo9 de marzo de 2009, 22:37

    aclaracion importantisima: y sin apretar F5 como hacen algunos indocumentados a los que nanda los tiene trabajando dia y noche. Sino me creen, miren las banderitas de aca al lado.

    Segun las malas lenguas, dicen q encima son menores de edad.

    Entrega el llavero con la foto o junto firmas y te cierran el blog.

    ResponderEliminar
  5. guillermo anoNimo ( esta es la ultima )9 de marzo de 2009, 22:45

    Pensando en los regalos q me pueden llegar tras ser el victorioso numero 2000, estaba pensando en esos pateticos tipicos de fm100 o fm hit, en los que te regalaban una cena con tu idolo. nada peor que ver a un idolo humanizado utilizando un escarbadientes para sacarse el kilo de tira de asado que le quedo en la muela o esa rama de perejil colgando entre sus incisivos. Por eso nanda, si estabas pensando en una cena, desde ya te digo que lo cambio por un "vale por un conito" de la conocida marca de la M + el pato donald.

    ResponderEliminar
  6. Las Crónicas de Nanda10 de marzo de 2009, 10:22

    Guillermo, como autora de este blog, me veo en la obligación de responderte. En primer lugar, no se a qué se debe esa necesidad de recibir algún tipo de premio (y encima, reclamarlo). Jamás prometí nada, no hay ningún concurso, ni competencia de ningún tipo, ni cenas, ni llaveros ni nada- Acá lo único que se gana es el placer de la lectura compartida.
    Asi que, mi querido, lamento desilucionarlo, pero definitivamente se equivocó de sitio. (Y de buena que soy, le ahorro el cambio de la cena por el conito de la M capitalista)

    ResponderEliminar