sábado, 7 de febrero de 2009

Kretina Kirchner

A quienes visiten Las Crónicas de Nanda, les aclaro que lo que leerán a continuación, fue escrito cuando la actual Presidenta fue elegida como tal.
La reeleo y creo que amerita un lugar en este Blog.
Considero oportuno invitarlos al comentario, alentarlos a que éste también sea un espacio para Uds. para poder exponer lo que piensan, sin necesidad de develar su identidad (aunque les confieso que muchas veces muero de intriga por saber quienes son).



ELECCIONES 2007

Pese al agobio de los 30º de sensación térmica, agradecí mi panza de 5 meses de embarazo, me olvidé de los dolores de cintura y, venciendo mi timidez, me dirigí con documento en mano al Presidente de mesa, para evitar la cola de 60 personas con apellido “G” de García y de González que esperaban impacientes depositar su voto en la urna. Y mientras los abanicos improvisados iban y venían, enérgicos en mano de sus dueños, las boletas faltaban, la oposición denunciaba irregularidades, y el desorden, a estas alturas, era la gran noticia.
Tremendo caos, tuvo su consecuencia obvia: hubo gente votando hasta las 9 de la noche, los ravioles se enfriaron en los platos, y el recuento de votos fue lento y confuso. Pero en el aire, ya se olía lo que muchas encuestas venían pronosticando: Cristina Kirchner sería la nueva presidenta de los argentinos. La corona cambia de mano, respetando el lindaje real. Todo queda en familia. Y qué más da.
Entonces el panorama quedó asi: Cristina: 43%, Carrió:20.53%, Lavagna: 19.29%, Rodríguez Saá 10.06% y Sobisch 1.65%. Y las minorías bueno…seguirán siendo minorías entonces ni siquiera se registran los porcentajes. Entre las tantas promesas para captar votos, una de las que más me llamó la atención fue la que ofreció el aspirante a intendente por el partido de La Matanza, Samid: su boleta tenía un “vale por $200 en carne para festejar la victoria” impunemente abrochado al margen superior izquierdo. Una vergüenza.
Ya no es sólo por el pancho y la coca, ni por las zapatillas con el nombre del candidato como marca (juro que no estoy inventando); ahora las pobres vacas también forman parte del chantaje y la desidia de un pueblo, con oportunidad de elegir, pero sin las mínimas herramientas para hacerlo. Vaya contradicción.
En esta democracia, votan los muertos, y los vivos no aparecen el los padrones, no hay autoridades de mesa porque no hay ganas para participar de lo que se desconfía, entonces a los que madrugan, esta vez, Dios no los ayudó y se vieron obligados a postergar su obligación y derecho cívico por miedo a quedar enganchados en la telaraña de la escasez.
Asi y todo, la actual primera dama y presidenta de la Nación a partir del 10 de diciembre, festejó con bombos y platillos la victoria obtenida. Ella, que hizo campaña con la plata de todos, la que no tuvo ni un mínimo contacto con el la prensa local en los últimos meses, la que renovó su imagen a fuerza de cirugías y botox, festejó eufórica en un exclusivo hotel en plena Capital. Y de ahí a Olivos, donde no habrá mudanza en los próximos cuatro años. Donde el poder seguirá estando inmune al paso del tiempo.
Yo no la voté, tenía la esperanza de algún cambio…esto de la perpetuidad me da miedo, pero bueno; otra vez la mayoría decidió por todos, así funciona la democracia señores y cada pueblo tiene el gobierno que se merece, dicen.
Espero que haga una buena gestión, que el bien común prevalezca sobre el individual, que tengamos un país más justo y digno, que el abismo entre ricos y pobres no sea tan grande, que haya trabajo, justicia, acceso a la salud, a la educación, y a la vida… no es mucho pedir, pero nos acostumbraron a poco y todo suena a exceso. El destino de millones de argentinos está por entrar, una vez más, en otras manos. Que esta vez, estén al servicio del Pueblo.
Fer

4 comentarios:

  1. El destino de millones de argentinos está, una vez más, en manos de quienes depositaron su voto. Como una compañera de trabajo, que a sus 26 años y con la mochila cultural (?) que significa estar por terminar una carrera universitaria, todavía cree que Evita Perón en un momento se cambió su apodo por Isabelita. ¿Creerá también que Néstor Kirchner se travistió en Cristina? No, en todo caso se parecería más a Alicia Kircher...
    En fin, hay gente que dice que este país está como está porque los ignorantes votan. ¿Propondrán ellos que solamente sufraguen quienes tienen un título terciario? Pobrecitos, burros hay en todos lados. Si hasta recuerdo que alguien quería comprar un pollo de cuatro patas...
    Sí, Jorge Rial tiene razón: "Argentina, país generoso".

    ¡Aguanten las Crónicas de Nanda!

    ResponderEliminar
  2. en un unos meses tenemos otra oportunidad para elegir y para ¿equivocarnos?. Eso es lo importante: poder votar. Auque sea celebros la oportunidad de elegir

    ResponderEliminar
  3. Maria Marta serra Lima11 de febrero de 2009, 12:21

    existe democracia cuando el estado esta totalmente ausente?
    Chaaaa que buenas que estan estas zapas de MendeZ ( el innombrable )

    ResponderEliminar
  4. yo amo a mi presidenta !!! carajoooo

    ResponderEliminar