martes, 21 de abril de 2009

Que no se corteeeeeeee!!!!!


Reencuentro de aquí, reencuentro de allá. De la primaria, de la secundaria, de la facultad, de ex compañeros de trabajo. Estoy HARTA de esta farsa de los reencuentros organizados. Fingiendo complicidad cuando ya no hay ningún hilo que una a esas personas, sólo la hilacha de años pasados, que tan atrás quedaron.
Pero ahora resulta que son todos amigos, todos re amigos entrañables, que dejaron de verse no por decisión propia, sino por mero capricho del destino.
Por lo que se, de muy buena fuente, estos “reencuentros” tienen como único objetivo, mayormente para quienes están casados o en pareja (y más aun cuando tienen hijos), PIRATEAR. Si, como leyeron. Y que alguien venga a decirme que no.
Usan como excusa el volver a verse para huir de sus hogares y creer que todavía tienen dieciocho años y están preparando el viaje de egresados. Y acá no hay discriminación entre sexos. Tantos hombres como mujeres usan esta nueva técnica salvadora de sacarse el anillo carcelero y vivir una noche de soltero.
No sólo aprovechan esta única ocasión del reencuentro, sino, que proponen que sean mensuales!!!! Pero esto no significa que vaya a ser así, sino que será una oportunidad para los más osados, de hacerles creer a sus parejas que están reunidos con el gordo tal, con el colo (siempre hay un colo en el curso), con pirulita, con fulanito, cuando en verdad andan haciendo de las suyas por ahí. En definitiva, el “reencuentro” es la víctima, usado por viles motivos.
Yo, que estoy a punto de pasar por esa experiencia, digo, la de soportar que mi marido se reencuentre con sus compañeros de la primaria, tuve la obligación moral de advertirle este descubrimiento tan bien fundamentado. Le dije, todo bien, vos andá tranquilo, pero lo que él no sabe (bueno, ahora si) es que voy a insertar una microcámara en su anteojo y ahí voy a obtener el registro perfecto de lo que acontezca. No por él, oooobviooo, sino para demostrar que mi teoría es absolutamente cierta. Van a quedar todos escrachados, rogándome no subir nada comprometedor a la web. Llegado el caso, evaluaré cada situación en particular y tomaré una determinación. Extorsión? Para nada. Sólo es una lección. Para que aprendan. Para poner en alerta a la sociedad toda a cerca de este peligro inminente de cuernos. Para que todos podamos pasar por la puerta sin chocarnos. Al fin y al cabo, es sólo una obra de bien.

Fer (Por un argentino derecho y humano!)

3 comentarios:

  1. ¿Reencuentro? Nooooo... Pocas cosas mejores pasaron en la vida que dejar de ver a esa sarta de indeseables. Además, si usase el puto feisbuc (lo detesto) y coordinase una reunión, tendría que sacar un permiso del Servicio Penitenciario, porque la mayoría de mi ex compañeros vive a la sombra y tras las rejas. Mejor.
    Ahora, ponele, que el reencuentro se concreta y no hay nada de pirateada. OK. La sorpresa pronto (muy pronto) devendrá en desilusión: "el Colo" ahora más bien debería ser "el Dolape"; el boludito con pinta de traga al que siempre gastábamos se dedicó a la computación y está cagado en guita; la morocha esa con la que soñábamos meternos entre sus tetotas, ahora sólo tiene el ombligo entre sus avejentados pechos... OK, ponele que así y todo, uno se entera que tras veinte años de no verse, la gran mayoría de nuestros compañeritos están tan fracasados como uno. Mal de otros... algo es algo.
    Pero: ¿proponer un encuentro mensual? ¿Verse al mes con esa veintena de desconocidos? Gracias, paso. "Qué no se corteeee", propondrá alguna estúpida entusiasta de esas nunca faltan. "Ojalá te caiga una motosierra prendida", pensaré, pero no diré nada. Cuando llegue el momento del re-reencuentro consultaré mi guía de excusas:
    -"Mi abuelita está muy enferma y ese día soy el único que puede cuidarla" (no creo que ninguno se acuerde que hace veinte años estuvo en el velorio de la pobre vieja)
    -"Ese día tengo una reunión de laburo en Turkmenistán. Me voy a apurar para llegar, pero si me demoro, empiecen igual"
    -"Uuhhh, justo ese día empiezo el gimnasio, no puedo arrancar faltando" (gimnasia de dedos, con el control remoto, no pidan más)
    Si no funciona ninguna excusa se puede apelar al sincericidio, aunque no tiene marcha atrás: "Saben qué, me importa un carajo qué es de sus vidas; por mí pueden irse todos a la percudida concha de su madre (cada uno a la suya), sacarse fotos y subirlas al feisbuc del orto ese que armaron. Ah y si vas a poner una foto mía, etiquetame eeeessssta, pedazo de pelotudo, y pegala en el muro o metétela en el orto..."
    Perdón, no quería hablar del caralibro...
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. No es que quiero dar consejos: pero las mujeres/esposos que sus parejas tienen la salida del recuentro pueden tener un "chance" de piratear: "mi amor si vos salís con tus ex compañeros, yo voy a aprovechar para ver a laurita que hace mucho que no veo" o "Mi vida, mientras vos estas con tus ex compañeros, yo aprovecho mi voy a tomar unas cervecitas con el flaco que tiene un problemón y me pidió un par de consejos. Ah dejo a los chicos en la casa de mi mie vieja".
    Todo puede ser.
    Además estos reencuentros por un lado te dan la posibilidad decirte a vos mismo: "Qué bien que estoy, para los otros sí pasaron los años", O podes volver muy deprimido y decirte: "Estoy hecho mierda"
    Saludos y ojo con el parche pirata

    ResponderEliminar
  3. willy facebookeano22 de abril de 2009, 21:37

    tendre que cambiar de tactica para enga;ar a mi chica... los cavernicolas de mis ex compa;eros no tienen ni idea de la existencia del facebook, para ellos es una marca de zapatillas o la de un vino caro, de carton.

    Como levanto mi autoestima eh!!! necesito ver a personas mas infelices que yo, que no hayan podido concretar sus sue;os, que esten endeudadas, a punto de suicidarse o tengan una enfermedad terminal. Necesito medirme, y asi descubrir que hay gente mas abajo que yo!!!!

    Y con respecto a los piratas, soy el capitan garfio al lado de estos hijos de puta, no necesito fiesta de reencuentro... bueno ahora en realidad estoy retirado, me sacaron el garfio y me pusieron una protesis al mejor estilo Scioli.

    Nos vemos en Pinar de Rocha!!!!

    ResponderEliminar