jueves, 20 de enero de 2011

Cosquín, Cosquín


Siempre, en esta época del año, me agarra la melancolía de mis veranos en Cosquín.
Enero para mí, es Cosquín, desde que tengo memoria. Pasamos noches tan lindas de chicos, saltando de butaca en butaca en la Plaza del Festival, mientras los grandes disfrutaban de zambas, chacareras, coplas y tanta música acompañada de bombos y guitarras sonando hasta llegar a las sierras, encontrándose con el amanecer.
Las tardes que pasábamos nadando en el mismo río que vio a mi papá cruzarlo agarrado de la cola de un caballo en plena creciente, cuando aún no debería haber superado los dedos de una mano en edad.
Las meriendas de chocolatadas y pastelitos de membrillo, con el apetito agigantado mil veces por el agua.
Los frascos al por mayor de “Nopucid” por la visita de seres extraños en nuestras cabezas.
La casa de mis abuelos, testigo silencioso de tantas historias.
Los amores de verano, que daban la sensación de ser eternos y después nos apuñalaban el corazón cuando llegaba marzo.
Mis primas, compañeras infatigables de tantos eneros compartidos.
Mi abuelo Eloy, sentado en la vereda, mandándonos a comprar helados “sin parar” para todos.
Los fuegos artificiales en cada luna del Festival.
Los sapos saltando en los cordones de las veredas.
La Despensa García, con sus latas que dejaban ver qué galletita había dentro porque tenían un redondel de vidrio en el frente.
Las uvas de parra del tío Paco, que eran más ricas porque las robábamos.
Los peces diseccionados para extraerles la vejiga natatoria, sin más fin que el daño y la curiosidad.
Ahora, que las visitas son fugaces y esporádicas, adoro que Lara me recuerde con su memoria de elefante, cuando estuvimos en “la montaña”, en la casa de la abuela Haydeé.

Fer (Aaaaaquiiiiiiii Cosquiiiiiiiiiiiiin)

5 comentarios:

  1. Mario (md_pose@hotmail.com)21 de enero de 2011, 08:28

    Y a mi me pasa lo mismo que a vos y recuerdo....La Munich, la plaza San Martín y sus artesanos y las caminatas a la luz de la luna cruzando el puente carretero y tantos otros recuerdos....

    ResponderEliminar
  2. "La auténtica patria del hombre es su infancia" - Rainer Maria Rilke

    Los recuerdos que se fijan en la niñez y la adolescencia tienen la fuerza de lo imborrable...
    Hermosa crónica

    ResponderEliminar
  3. Qué lindos recuerdos! Qué linda infancia y qué lindo es no olvidarse de los hermosos momentos vividos!

    ResponderEliminar
  4. hola fer... a mi me pasa algo parecido cuando vulvo junto a mi familia a "casa Grande", ahi cerquita de cosquin y la falda....
    muchos recuerdos y vivencias de infancia que hoy repiten a la ´perfeccion Thiago y Lucia.. en "la cordoba" como ella le dice!!
    cecilia Di Gennaro

    ResponderEliminar
  5. Hey!!! Prima!!! Si!!! Soy un primo tuyo de España!!!! Mi madre es prima de tu abuelo Eloy, de Paco y !!! ,sobrina de tu bisabuelo!!! Yo reencontré la familia argentina, los de Paco y Luz, chabela y Olga, y Valeria, Claudia, Daniel, Ger, Nan, Cristian etc etc, hace algunos añil, y este febrero pase una semana en Cosquin, en casa de Vale, y pude saludar a todos; y ahora Zvsle esta aquí en Barcelona, pasando dos semanas de vacaciones.
    Seria genial conoceros también a la familia de Eloy!!!
    Si te apetece encime un email:
    - luisjesusgarciamunoz@gmail.com
    Un abrazo.
    Luis.

    ResponderEliminar